Tratamiento con Bifosfonatos

medication bottles

Los bifosfonatos son un grupo de medicamentos utilizados para tratar problemas óseos, como por ejemplo, huesos delgados o frágiles. Se administran a pacientes con resultados anormales en estudios de densidad ósea o aquellos con antecedentes de fracturas óseas anormales en la cadera, el brazo, la muñeca o la columna vertebral. Los medicamentos ayudan a prevenir futuras fracturas de huesos. Se recetan por lo general después de que el calcio y la vitamina D no han logrado mantener los huesos fuertes. Es común utilizarlos para tratar trastornos óseos como osteopenia, osteoporosis, enfermedad de Paget, y enfermedad metastásica ósea.

Algunos medicamentos de la familia de bifosfonatos de administración oral son:

  • Alendronato (Fosamax), risedronato (Actonel) e ibandronato (Boniva)
  • De administración intravenosa: pamidronato y ácido zoledrónico (Reclast, Zometa)

Las células óseas en nuestro cuerpo se eliminan en forma constante con lentitud y son reemplazadas por otras nuevas. Esto sucede a lo largo de toda nuestra vida. Los osteoclastos son células de nuestro cuerpo que eliminan el hueso viejo y lo reemplazan con hueso nuevo. Los bifosfonatos actúan para detener la eliminación de la actividad de los osteoclastos con el hueso viejo. A medida que maduramos y en ciertas enfermedades, los huesos en realidad se eliminan o dañan con más rapidez de la que tiene el cuerpo para poder reemplazarlos. Esto los deja delgados o débiles y mucho más propensos a fracturarse con un impacto significativo o una caída. El uso de bifosfonatos daña o mata a los osteoclastos y detiene la eliminación del hueso antiguo para tratar de conservar su fuerza ósea.

Cómo Tomarlo

El alendronato, el risedronato y el ibandronato son de administración oral ya sea diaria, semanal o mensual, según sus otros problemas médicos y la enfermedad que se trate. Por lo general, se receta alendronato de 70mg por boca una vez por semana, y risedronato, también por boca, 35mg semanales o 150mg mensuales. El ibandronato se administra por vía oral 150mg una vez al mes. La dosis puede variar en virtud de la enfermedad que se trate. Estos medicamentos tienen que tomarse al despertar, con el estómago vacío, con seis a ocho onzas de agua. No lo tome con otras bebidas. Debe permanecer en posición vertical (sentado o de pie, no acostado) durante 30 minutos después de tomarlo. No tome otros medicamentos, bebidas o alimentos durante los 45 a 60 minutos siguientes. Interrumpa el tratamiento después de cinco a siete años si el riesgo de fractura es bajo.

El ácido zoledrónico se administra por vía intravenosa en el consultorio de su médico. La dosis es de 5mg una vez al año, y se interrumpe después de tres a cinco años si el riesgo de fractura es bajo.

Se recomiendan por lo general tomar calcio y vitamina D con estos medicamentos.

Efectos Secundarios

Los efectos secundarios de los bifosfonatos orales son: calambres o dolor muscular, dolor al tragar, acidez estomacal, dolor abdominal, náuseas, dolor de cabeza y erupción cutánea. Existe un riesgo infrecuente de sentir dolor de mandíbula o dientes, llamado osteonecrosis de la mandíbula. Por lo general, se asocia con traumatismo de mandíbula (extracción de dientes), historial de malignidad o infecciones durante el tratamiento con bifosfonatos. Se recomienda hacerse un buen examen dental antes de comenzar a tomar estos medicamentos. Notifique a su médico si presenta efectos secundarios.

Los efectos secundarios del ácido zoledrónico son baja presión arterial, mareos, fatiga, dolores de cabeza, dolor muscular, debilidad, síntomas gastrointestinales (náuseas y estreñimiento), fiebre y erupción. Todos ellos pueden durar entre unos cuantos días y una semana después de recibir la infusión. Existe un riesgo infrecuente de sentir dolor de mandíbula o dientes, llamado osteonecrosis de la mandíbula. Por lo general, se asocia con traumatismo de mandíbula (extracción de dientes), historial de malignidad o infecciones durante el tratamiento con bifosfonatos. Se recomienda hacerse un buen examen dental antes de comenzar a tomar estos medicamentos. Notifique a su médico si presenta efectos secundarios.

Ciertas fracturas anormales del fémur (hueso del muslo) se han asociado al tratamiento con bifosfonatos. Esto se presenta de forma habitual como dolor en el muslo.

Consulte a su Médico

Los bifosfonatos permanecen en el cuerpo durante largos períodos, incluso después de dejar de tomarlos. Se debe interrumpir el tratamiento después de tres a cinco años de uso si el riesgo de fracturas es bajo. Continúe el seguimiento con su médico para monitorear y repetir pruebas de densidad ósea cada dos años. El uso prolongado de bifosfonatos aumenta el riesgo de fracturas por estrés de muslo o cadera. Informe a su médico si presenta cualquier dolor nuevo en los muslos.

No debe tomar este medicamento si tiene problemas renales, dificultad para tragar, antecedentes de acidez estomacal, niveles bajos de calcio, incapacidad para estar de pie o sentarse erguido durante al menos 30 minutos.

No tome estos medicamentos si está amamantando, embarazada o puede quedar encinta.

Recordar tomar los medicamentos con regularidad y según las indicaciones aumentará los beneficios que obtenga de ellos. Puede simplemente dejar de tomarlos en cualquier momento, pero debe informar a su médico si lo hace.

Actualizado en marzo de 2017 por Jennifer Murphy, MD y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2017 American College of Rheumatology