Tocilizumab (Actemra) Español

medicine vials

Datos Importantes

  • El tocilizumab se administra una vez al mes por infusión intravenosa o cada una o dos semanas con inyección subcutánea.
  • El tocilizumab no se debe administrar con otro medicamento biológico.
  • Durante la administración de tocilizumab, se utilizarán análisis de sangre para controlar los aumentos en el colesterol o las enzimas hepáticas y las reducciones en los valores de los glóbulos blancos.
  • La presencia de fiebre u otros síntomas de infección, así como de cualquier otro dolor abdominal significativo, se deben informar de inmediato al médico de cabecera o al reumatólogo.

El tocilizumab (Actemra) es un medicamento biológico aprobado para tratar la artritis reumatoide (AR) en adultos, la artritis reumatoide juvenil (ARJ) poliarticular y la forma sistémica de la artritis idiopática juvenil (AIJ) en niños. Los medicamentos biológicos son artificiales y se fabrican por medio de técnicas de ingeniería genética y están estrechamente relacionados con una proteína que el cuerpo produce naturalmente. Se las utiliza para suprimir el sistema inmunitario en las enfermedades autoinmunitarias.

El tocilizumab se utiliza para tratar la inflamación. Hay muchas vías que se pueden bloquear para evitar que la inflamación dañe las articulaciones. El tocilizumab bloqua el receptor de interleucina (IL)-6 para detener la producción de inflamación en el cuerpo. Este medicamento se inyecta cada una o dos semanas o se realiza una infusión en el cuerpo por vía intravenosa todos los meses.

Usos

El tocilizumab está aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos para su uso en pacientes con artritis reumatoide moderada a grave que no responden a los medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad, ⎼ también denominados DMARD. Entre ellos se encuentran otros modificadores de la respuesta biológica, como los inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés) o el metotrexato.

El tocilizumab se puede administrar solo o en combinación con un DMARD, como el metotrexato u otros medicamentos no biológicos. También está aprobado para su uso en niños mayores de 2 años con la forma sistémica de AIJ o AIJ poliarticular. Los estudios acerca del uso de tocilizumab llevados a cabo en niños con AIJ sistémica indicaron mejorías con respecto a la fiebre, sensación de bienestar y análisis de sangre que miden la inflamación.

Dosificación

El tocilizumab se administra como infusión intravenosa, ya sea en el hospital o en un consultorio. Estas infusiones, que duran aproximadamente una hora, se repiten cada 4 semanas. Aunque algunos pacientes pueden mejorar durante las semanas posteriores a la primera infusión, puede tomar un período de 6 a 12 semanas para ver los resultados. Para los niños con AIJ sistémica, la dosis puede tener una frecuencia de dos semanas. La dosis del tocilizumab se ajusta según el peso del paciente. La dosis inicial en los adultos es de 4 miligramos de tocilizumab por kilogramo de peso corporal, pero esta dosis se puede aumentar hasta 8 miligramos por kilogramo si es necesario para controlar la artritis. En los niños, la dosis es de 8 miligramos por kilogramo en aquellos que pesan más de 30 kilogramos (66 libras) y 12 miligramos por kilogramo para quienes pesan menos de 30 kilogramos. El tocilizumab se puede administrar solo o en combinación con metotrexato u otros fármacos no biológicos que se utilizan para tratar la artritis reumatoide. El tocilizumab no se debe administrar en conjunto con otro medicamento biológico.

Efectos secundarios

Se pueden producir reacciones a las infusiones de tocilizumab, como fiebre y escalofríos, pero son poco frecuentes. Es probable que el efecto secundario potencial más preocupante, en el caso de una terapia habitual, sea el mayor riesgo de infección, al igual que en la mayoría de las terapias biológicas. La preocupación principal es la de las infecciones bacterianas comunes. Con el tocilizumab no se observaron con frecuencia infecciones atípicas, tales como la tuberculosis (TB), aunque continúan representando una preocupación. Antes de comenzar con el tratamiento, se recomienda que se efectúen exámenes de detección de exposición previa a la TB. Durante el tratamiento con tocilizumab, la detección y el control de la TB y otras infecciones importantes aunque atípicas, como las micosis, revisten importancia. En general, la tasa de infección observada en ensayos clínicos con tocilizumab fue similar a la de otros fármacos biológicos que se utilizan para el tratamiento de la artritis reumatoide. Hable con su médico para asegurarse de que tiene todas las vacunas al día.

El tocilizumab se asoció a un aumento en los valores del colesterol en algunos pacientes. Luego de comenzar a tomar tocilizumab, el médico le solicitará análisis de sangre en forma periódica para controlar su nivel de colesterol. Si su nivel de colesterol aumenta demasiado, es posible que necesite tomar medicamentos para reducirlo. El tocilizumab también puede provocar un aumento de algunas enzimas hepáticas o una disminución de los glóbulos blancos (importantes para combatir infecciones) o de las plaquetas (importantes para la coagulación sanguínea). Todo esto se mide en los análisis de sangre habituales. El médico controlará estos análisis luego de que comience a tomar tocilizumab y, si se presenta alguno de estos problemas, es posible que necesite ajustar la dosis de tocilizumab o de otros medicamentos que esté tomando, como el metotrexato.

Por último, una complicación poco común que se observó con el uso de tocilizumab en los ensayos clínicos fue la perforación intestinal o un agujero en la pared del intestino. Si tiene antecedentes de diverticulitis o experimenta dolor abdominal o movimientos intestinales con sangre al tomar tocilizumab, debe notificar a su médico de inmediato.

Revisado en mayo de 2015. Escrito por Eric Ruderman, MD, y. John Tesser,MD. Revisado por la Comisión de Marketing y Comunicación del Colegio Estadounidense de Reumatología. La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2015 American College of Rheumatology