Prednisona (Deltasone)

Pill-Bottles

La prednisona (Deltasone) forma parte de una potente clase de agentes antiinflamatorios, conocidos como corticosteroides, que se usan para controlar la inflamación de las articulaciones y los órganos. A menudo se usa para tratar una variedad de afecciones inflamatorias, como enrojecimiento, hinchazón y dolor. La prednisona se usa para tratar la artritis reumatoide, el lupus, la vasculitis y muchas otras enfermedades inflamatorias.

Cómo tomar el medicamento

La dosificación de prednisona varía ampliamente según el estado de la enfermedad que se esté tratando. Las dosis utilizadas en la artritis reumatoide suelen ser de 5 a 10 mg al día, mientras que las dosis necesarias en el lupus y la vasculitis suelen ser de 80 mg al día, o algunas veces son más altas. La prednisona generalmente alcanza su efecto en un plazo de una a dos horas. Las tabletas de liberación lenta surten efecto aproximadamente seis horas después de tomar la dosis. La prednisona deja de funcionar poco después de suspender el medicamento. Si ha estado tomando prednisona regularmente durante más de dos semanas, no la suspenda de repente. En su lugar, debe hablar sobre un cronograma de reducción gradual con su reumatólogo.

Efectos secundarios

La mayoría de los efectos secundarios están relacionados con la dosis administrada y la duración del tratamiento, por lo que el objetivo es usarla en la dosis efectiva más baja durante el período de tiempo más corto necesario. Algunos efectos secundarios potenciales incluyen moretones con facilidad, osteoporosis (o debilitamiento de los huesos), diabetes, hipertensión, aumento de peso, cataratas, glaucoma y un trastorno óseo llamado “necrosis avascular”.

Aunque la prednisona rara vez tiene una interacción directa con otros medicamentos, existe un mayor riesgo de infección al combinar la prednisona con otros medicamentos que afectan su sistema inmunitario. En las dosis más altas de prednisona, su proveedor de atención médica también puede recetarle medicamentos profilácticos para prevenir la neumonía. Además, cuando se toma prednisona con un AINE (como naproxeno o ibuprofeno), puede haber un mayor riesgo de sufrir úlceras estomacales. Asegúrese de revisar todos sus medicamentos con su médico en cada visita.

Informe a su reumatólogo

Su médico lo controlará para detectar efectos secundarios. Asegúrese de hablar con su reumatólogo sobre cualquier síntoma nuevo que esté experimentando.

Hable con su reumatólogo acerca de qué vacunas son adecuadas para usted, ya que esto depende de su dosis de prednisona.

Si está embarazada o está considerando un embarazo, hable con su médico antes de comenzar con el medicamento. Aunque la prednisona puede ser necesaria para usar durante el embarazo, las complicaciones pueden incluir nacimiento de un feto muerto y parto prematuro. Los bebés nacidos de mujeres que reciben grandes dosis de corticosteroides durante el embarazo pueden desarrollarse glándulas suprarrenales poco activas y también pueden ser más pequeños de lo que se espera al nacer. Los bebés también pueden desarrollar labio leporino y paladar hendido. Aunque parte del medicamento pasa a la leche materna, la prednisona se considera segura durante la lactancia. Luego de una dosis de más de 20 mg de prednisona, se recomienda esperar 4 horas antes de amamantar.

Actualizado en diciembre de 2020 por Kanika Monga, MD, y revisado por el Comité de Comunicaciones y Mercadotecnia del Colegio Americano de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2021 American College of Rheumatology.  All rights reserved.  Website & Privacy Policies | Sitemap | Help | Contact Us