Hidroxicloroquina (Plaquenil)

medication bottles

Datos Importantes

  • La hidroxicloroquina suele utilizarse para tratar la artritis reumatoide leve o en combinación con otras drogas para el tratamiento de enfermedades más graves.
  • La hidroxicloroquina se usa habitualmente para tratar varias complicaciones del lupus y trastornos del tejido conectivo.
  • Se trata de un medicamento relativamente seguro, aunque se recomienda un control oftalmológico periódico mientras se utiliza.
  • Si bien los problemas visuales y la pérdida de la visión mientras se toma hidroxicloroquina (Plaquenil) para el tratamiento de lupus o artritis son poco frecuentes, infórmele a su médico si advierte cambios en la visión. Su médico también podría sugerirle que se realice exámenes de la vista periódicos mientras toma este medicamento. Los cambios visuales que inicialmente sufra el paciente o se detecten durante los exámenes visuales periódicos suelen mejorar tras suspender la medicación si su oftalmólogo considera que se debieron a esta.
  • Si está embarazada o está considerando tener un hijo, converse sobre esto con su médico antes de empezar a tomar este medicamento. Si bien el uso de la hidroxicloroquina pareciera ser seguro durante el embarazo, todos los medicamentos que se tomen durante este período deben consultarse con un médico. Aunque una parte del medicamento pasa a la leche materna, la ingesta de la hidroxicloroquina pareciera ser segura durante la lactancia.

La hidroxicloroquina (Plaquenil) se considera una droga antirreumática modificadora de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés) porque puede disminuir el dolor y la inflamación de la artritis; puede prevenir el daño articular y reducir el riesgo de sufrir una incapacidad a largo plazo.

Usos

La hidroxicloroquina forma parte de una clase de medicamentos que se usó originalmente para prevenir y tratar la malaria. En la actualidad, se utiliza para tratar la artritis reumatoide, algunos síntomas del lupus, la artritis infantil (o artritis idiopática juvenil) y otras enfermedades autoinmunitarias.

Cómo funciona

No está claro por qué la hidroxicloroquina es eficaz en el tratamiento de las enfermedades autoinmunitarias. Se cree que interfiere con la comunicación de las células del sistema inmunitario.

Dosificación

La hidroxicloroquina suele administrarse en adultos en dosis de 200 mg o 400 mg por día. En algunos casos, las dosis son más altas.

Plazo para que surta efecto

Los síntomas pueden comenzar a mejorar en uno o dos meses, pero es posible que transcurran hasta seis meses antes de que se experimenten los beneficios de este medicamento.

Efectos secundarios

La hidroxicloroquina, por lo general, se tolera muy bien y los efectos secundarios graves son poco frecuentes. Los efectos secundarios más comunes son náuseas y diarrea, que suelen mejorar con el tiempo o al tomar el medicamento con las comidas. Entre los efectos secundarios menos comunes se encuentran erupciones cutáneas, cambios en el pigmento de la piel (como oscurecimiento o puntos negros), en el cabello (decoloración o fragilidad) y debilidad muscular.

En muy pocos casos, la hidroxicloroquina puede provocar anemia en algunos pacientes. Esto puede suceder en personas con una afección conocida como deficiencia de G6PD o porfiria.

En casos poco frecuentes, la hidroxicloroquina ha causado trastornos visuales o pérdida de la visión, pero estos problemas se producen con mayor frecuencia en los pacientes que toman dosis altas durante muchos años, en personas de 60 años o mayores, o en los que sufren enfermedades renales considerables. La dosis utilizada hoy en día es menor que la que se empleaba originalmente para tratar la artritis o malaria. En la dosis actual recomendada, es muy improbable que se presenten problemas visuales durante el tratamiento con este medicamento.

Interacciones farmacológicas

Si bien hay pocas interacciones medicamentosas con la hidroxicloroquina, asegúrese de informarle al médico todos los medicamentos que toma, incluso los de venta libre y los remedios naturales.

Información para discutir con proveedores de atención médica

Asegúrese de informar a sus otros médicos que está tomando este medicamento. No tiene un efecto potente sobre el sistema inmunitario, de modo que las vacunas que recomienden otros médicos en general se aceptan. Asegúrese de informarle al oftalmólogo que toma este medicamento para realizarse los exámenes visuales de detección correctos.

Actualizado en marzo de 2015 por Michael Cannon, MD, y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología. La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2015 American College of Rheumatology