Denosumab (Prolia) Español

medicine injections

Es un medicamento biológico usado para prevenir la fragilidad de los huesos, también conocida como osteoporosis, y las fracturas óseas. Como fármaco biológico, se fabrica en forma sintética y se parece mucho a las proteínas, llamadas anticuerpos, que se producen de manera natural en el cuerpo. En este caso, se detiene una molécula, llamada RANKL, que en general provoca el recambio óseo. Al bloquear el RANKL, ayuda a fortalecer los huesos. El tratamiento con denosumab no se considera, por lo general, de primera línea y se suele administrar a los pacientes cuando no pueden tomar bifosfonatos o tienen resultados infructuosos.

Cómo Tomarlo

El denosumab se administra como inyección bajo la piel. Debe aplicárselo su médico o una enfermera. La dosis habitual es de 60mg cada seis meses, y debería complementarse con calcio (1000mg al día) y vitamina D (al menos 400 UI). El denosumab actúa con rapidez: dentro de los tres días de recibir una inyección, los efectos sobre la reducción del recambio óseo se pueden detectar en la sangre; el fármaco también permanece en la sangre durante varios meses después de la suspensión del medicamento. El denosumab puede administrarse en combinación con otros agentes para reducir el recambio óseo.

Efectos Secundarios

Los efectos secundarios más comunes que experimentan los pacientes son dolor de espalda, dolor en manos y pies, y aumento del colesterol. El dolor puede durar desde unos cuantos días hasta algunos meses después de la administración.

Los efectos secundarios más infrecuentes, pero preocupantes, son mayor riesgo de infecciones (sobre todo si ya toma medicamentos que disminuyen su sistema inmunitario), bajos niveles de calcio (lo que se denomina hipocalcemia), ruptura de huesos de la mandíbula (lo que se llama osteonecrosis de la mandíbula), y reacciones alérgicas graves, incluida la anafilaxis.

Consulte a su Médico

Algunos síntomas pueden producirse en forma natural mientras se toma denosumab; sin embargo, debe advertir a su médico si tiene estos síntomas mientras lo toma: hormigueo en las manos o alrededor de la boca, un nuevo dolor en la mandíbula o fiebre u otros síntomas de infección.

Asegúrese de informar a sus otros médicos que está tomando este medicamento. Si está embarazada o considera embarazarse, infórmelo a su médico antes de comenzar a tomarlo. Las mujeres que toman este medicamento deberían consultar a su médico de cabecera o ginecólogo sobre métodos anticonceptivos. Debe evitarse la lactancia mientras se toma denosumab porque el fármaco puede ingresar en la leche materna.

Actualizado en marzo de 2017 por Luke Barre MD, y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2017 American College of Rheumatology