Denosumab (Prolia)

Medicine-Injections

El denosumab (Prolia) es un medicamento biológico que se usa para prevenir los huesos frágiles, una afección conocida como osteoporosis, y las fracturas óseas. Como medicamento biológico, es sintético y se asemeja a los anticuerpos que se producen naturalmente en el organismo. En este caso, detiene una molécula, llamada RANKL, que normalmente causa el recambio óseo. Al bloquear RANKL, ayuda a fortalecer los huesos.

Cómo tomar el medicamento

El denosumab se administra en forma de una inyección justo debajo de la piel. Debe aplicarla su reumatólogo y un miembro del personal de enfermería. La dosis habitual es de 60 mg cada seis meses, y se debe tomar con suplementos de calcio (1000-1200 mg diarios) y vitamina D (al menos 400 UI). El efecto del denosumab es rápido: en el plazo de tres días desde una inyección, se pueden detectar en la sangre los efectos en la reducción del recambio óseo. Este medicamento, además, permanece en la sangre durante varios meses después de interrumpir su administración. (La dosis estándar se administra como monoterapia, por lo que sugiero eliminar esta oración para evitar confusiones).

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más frecuentes que notan los pacientes son dolores musculares, dolor de espalda y dolor en las manos y los pies. El dolor del denosumab puede durar desde unos pocos días hasta unos pocos meses después de la administración.

El denosumab puede causar hipocalciuria, o niveles bajos de calcio en la sangre, con un inicio variable que se extiende desde 1 o 2 semanas hasta varios meses después del comienzo del tratamiento.

Entre los efectos secundarios poco frecuentes se encuentran un riesgo mayor de fracturas atípicas de fémur (también llamadas fracturas por estrés o insuficiencia que involucran la articulación de la cadera), fracturas vertebrales posteriores a la interrupción del tratamiento, infecciones (especialmente si ya tomaba medicamentos que deprimen el sistema inmunitario), falta de riego sanguíneo en la mandíbula (denominada osteonecrosis de la mandíbula) y reacciones alérgicas graves.

Informe a su reumatólogo

Es normal la aparición de algunos síntomas mientras toma denosumab. Sin embargo, debe informar a su reumatólogo si tiene estos síntomas mientras toma este medicamento: hormigueo en las manos o alrededor de la boca, dolor de aparición reciente en la mandíbula, fiebre u otros signos de infección.

Asegúrese de informar a sus otros proveedores de atención médica que está tomando este medicamento. Si está embarazada o planea quedar embarazada, informe a su proveedor de atención médica antes de comenzar a tomar este medicamento. Las mujeres deben hablar sobre los métodos anticonceptivos con sus proveedores de atención primaria o ginecólogo. Debe evitarse la lactancia materna mientras toma denosumab porque el medicamento puede pasar a la leche materna.

Actualizado en febrero de 2022 por Kristen Lee, doctora en Medicina, y revisado por el Comité de Comunicaciones y Mercadotecnia del Colegio Estadounidense de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2022 American College of Rheumatology.  All rights reserved.  Website & Privacy Policies | Sitemap | Help | Contact Us