Citrato de Tofacitinib (Xeljanz®)

medication bottle with pills

Datos Importantes

  • El citrato de tofacitinib (Xeljanz®) es un comprimido recubierto que se traga. La dosis estándar es un comprimido de 5 mg que se toma dos veces por día.
  • Los efectos secundarios más comunes del tofacitinib son infecciones en las vías respiratorias superiores, diarrea, dolor de cabeza, congestión nasal, dolor de garganta y goteo nasal.
  • El tofacitinib puede reducir la capacidad del cuerpo de luchar contra las infecciones, incluso la tuberculosis. Busque signos de una posible infección y no tome tofacitinib mientras haya una infección activa hasta que esté bien controlada.
  • Las personas que tiene problemas hepáticos graves no deben tomar tofacitinib. No se sabe si el tofacitinib es seguro y eficaz en personas con hepatitis B o C.
  • El tofacitinib debe usarse con precaución en personas que presentan un alto riesgo de padecer una perforación gastrointestinal (un orificio en el estómago, el intestino grueso o el intestino delgado).
  • Antes de tomar tofacitinib, dígale a su médico si ha tenido tuberculosis o si ha vivido o viajado a una zona del país o del mundo donde son comunes los brotes de esta enfermedad.
  • El tofacitinib puede aumentar el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer, como el linfoma, y algunos tipos de cáncer de piel, o activar la hepatitis B o C si está infectado con esos virus.

El citrato de tofacitinib (Xeljanz®) es un medicamento oral de molécula pequeña usado para tratar adultos con artritis reumatoide activa de moderada a grave que no han respondido bien al tratamiento con metotrexato. El metotrexato es una droga antirreumática modificadora de la enfermedad (DMARD, por sus siglas en inglés) usada para tratar la artritis reumatoide (AR).

El tofacitinib actúa para bloquear las enzimas llamadas quinasa de Janus (JAK) que produce el cuerpo. Las JAK están relacionadas con la inflamación de las articulaciones en la AR, que puede causar dolor, hinchazón y rigidez. Si no se la trata, la inflamación de la AR puede derivar en desgaste articular y daño en los órganos y los tejidos. Es posible que se lo use solo o en combinación con metotrexato u otros DMARD.

Actualmente, se estudia el uso del tofacitinib en el tratamiento de otras enfermedades autoinmunitarias, incluso la psoriasis, la artritis psoriásica, la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn y la espondilitis anquilosante.

Cómo funciona

El tofacitinib es un nuevo tipo de medicamento llamado inhibidor de la quinasa de Janus. Tiene componentes que inhiben o bloquean unas enzimas del cuerpo llamadas quinasas de Janus (JAK). Estas enzimas son importantes en el proceso inflamatorio de la AR. Las JAK, si no se bloquean, pueden dar una señal al cuerpo para que libere citocinas inflamatorias que atacan las articulaciones otros tejidos. La meta del tratamiento con tofacitinib es reducir la inflamación de la AR y la actividad de la enfermedad. La inflamación no tratada en la AR puede derivar en desgaste articular y daño en los órganos y los tejidos.

Dosificación

El tofacitinib es un comprimido recubierto que se traga. La dosis recomendada es de un comprimido de 5 mg dos veces por día. Las personas que padecen insuficiencia renal moderada a grave o insuficiencia hepática moderada solo deben tomar un comprimido de 5 mg por día. Puede tomar comprimidos de tofacitinib con la comida o solos.

El tofacitinib se puede usar solo para tratar la AR, o en combinación con metotrexato u otros DMARD. Sin embargo, no se recomienda usar tofacitinib con medicamentos biológicos, DMARD o inmunodepresores potentes como la azatioprina o la ciclosporina.

Riesgos y efectos secundarios

El tofacitinib puede reducir la capacidad del cuerpo de luchar contra las infecciones. No utilice tofacitinib si tiene una infección activa, incluso una infección localizada, y no comience a usar tofacitinib nuevamente hasta que la infección esté bien controlada. Mientras lo toma, no debe recibir vacunas de agentes infecciosos vivos, pero son seguras las vacunas inactivadas.

Algunas personas que tomaron tofacitinib desarrollaron infecciones graves, como la tuberculosis (TB), infecciones micóticas invasivas e infecciones bacterianas y virales. Debe buscar minuciosamente indicios de infecciones antes y después de tomar tofacitinib, como fiebre, escalofríos, dolor muscular, tos, llagas en el cuerpo, diarrea y dolor al orinar. Mientras toma tofacitinib, el médico lo revisará periódicamente para ver si hay cambios en las enzimas del hígado o la sangre.

El médico realizará exámenes para detectar la tuberculosis antes de comenzar a tomar tofacitinib, y lo observará para ver si hay signos del desarrollo de esta enfermedad mientras toma el medicamento. Antes de comenzar a tomar tofacitinib, debe decirle al médico si tiene alguna afección que pudiera hacerlo más susceptible a las infecciones, como la diabetes, el VIH o un sistema inmunitario débil. Siempre debe informar a su médico si viajó o vivió en áreas donde hay más probabilidades de contraer determinadas infecciones por hongos, o a países donde haya propagación de tuberculosis.

El tofacitinib puede aumentar el riesgo de padecer determinados tipos de cáncer, como el linfoma o algunos tipos de cáncer de piel, porque suprime las respuestas del sistema inmunitario. Algunas personas que toman tofacitinib, en particular aquellos que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o corticoesteroides, pueden sufrir perforaciones o desgarros en el estómago o los intestinos, de modo que debe decirle a su médico si sufre dolor estomacal inexplicable o cambios en los hábitos intestinales. Antes de comenzar a tomar tofacitinib, dígale a su médico si tiene problemas renales o hepáticos, o problemas gastrointestinales como diverticulitis o úlceras.

Algunas personas que han tomado medicamentos para evitar el rechazo de un riñón trasplantado además de tofacitinib, han sufrido una infección relacionada con el virus Epstein-Barr, de modo que debe decirle a su médico si ha tenido un trasplante y toma estos medicamentos. El tofacitinib también puede producir la activación de la hepatitis B o C en personas portadoras de esos virus.

Los efectos secundarios más comunes del tofacitinib son infecciones en las vías respiratorias superiores, diarrea, dolor de cabeza, congestión nasal, dolor de garganta y goteo nasal. No se sabe cómo el tofacitinib puede afectar al feto o si pasa a la leche materna, así que las mujeres embarazadas o que amamantan deben ponderar los posibles riesgos y beneficios de este medicamento con su médico.

Se puede reducir la eficacia del tofacitinib si se toma con medicamentos antimicóticos o de otro tipo, por eso, antes de comenzar a tomarlo o si se prepara para recibir vacunas, debe informarle a su médico acerca de los medicamentos que toma.

Actualizado en julio de 2014. Escrito por Susan Bernstein y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología. La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2014 American College of Rheumatology