Ciclofosfamida (Cytoxan)

doctor with test tubes

La ciclofosfamida (Cytoxan) es un potente inmunodepresor que puede disminuir la respuesta inmunitaria dado que bloquea la producción de ADN en las células. La ciclofosfamida se usa para las complicaciones graves del lupus; la esclerosis sistémica (esclerodermia); algunas formas de vasculitis; miopatías, como la polimiositis y la dermatomiositis; y, a veces, la artritis reumatoide.

Cómo tomar el medicamento

La ciclofosfamida suele utilizarse durante un período de tres a seis meses para tratar una afección y lograr su remisión. Posteriormente, se utiliza un medicamento que puede ser menos potente con efectos secundarios más suaves, para mantener la enfermedad en estado de remisión.

La ciclofosfamida se puede tomar por vía oral todos los días o se puede administrar mediante una inyección aplicada en el consultorio del médico o en el hospital, una vez por semana o una vez por mes. La dosificación de ciclofosfamida varía de persona a persona y depende de la enfermedad que se esté tratando. En la presentación oral, se administran de 1.5 a 2.5 mg/kg de peso corporal al día. En la presentación inyectable, la dosis se calcula según la altura, el peso y la función renal, o se administra una dosis fija de 1 g cada 4 semanas. Los síntomas pueden tardar varias semanas en mejorar, y puede llevar varios meses, o más, lograr el efecto completo.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios comunes, que pueden ser peores con la píldora, incluyen náuseas y vómitos. Estos síntomas generalmente se pueden controlar con medicamentos contra las náuseas. Puede causar caída de cabello, aunque generalmente vuelve a crecer cuando se suspende el medicamento. Otros efectos secundarios comunes incluyen erupciones en la piel. La ciclofosfamida puede aumentar el riesgo de contraer algunos tipos de infecciones, especialmente la culebrilla.

La ciclofosfamida puede causar una reducción del número de glóbulos blancos. Esto puede ocurrir de 8 a 12 días después de comenzar el tratamiento. Su médico revisará sus recuentos sanguíneos en ese momento y hará los ajustes de dosis según sea necesario.

La ciclofosfamida también puede causar infertilidad tanto en hombres como en mujeres. Aunque las mujeres que toman ciclofosfamida pueden dejar de tener el período menstrual, pueden quedar embarazadas, por lo que se debe usar un método anticonceptivo eficaz para prevenir el embarazo mientras se toma este medicamento. Tomar ciclofosfamida durante el embarazo es muy peligroso para el feto.

La ciclofosfamida puede producir sangre en la orina o dejar cicatrices en la vejiga. Los pacientes que toman ciclofosfamida oral deben beber abundante líquido todos los días para prevenir problemas. Un medicamento denominado “mesna” puede ayudar a prevenir los problemas en la vejiga. La ciclofosfamida también aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, como el linfoma, el cáncer de piel y el cáncer de vejiga (deben realizarse análisis de orina de manera periódica).

Informe a su reumatólogo

LAntes de comenzar el tratamiento, informe a su reumatólogo sobre todos los medicamentos que está tomando, incluidos los medicamentos de venta libre y los suplementos de hierbas. Informe al resto de sus médicos cuando tome este medicamento o si se lo han administrado en el pasado. Hay algunos riesgos a largo plazo que deben considerarse, incluso años después de tomar el medicamento.

Las vacunas vivas deben evitarse mientras se toma este medicamento, y se debe tener precaución si algún miembro del hogar recibe vacunas vivas. Debe hablar sobre la actualización de su calendario de vacunas antes de comenzar a tomar este medicamento. Las mujeres embarazadas o que planeen quedar embarazadas deben consultar con su médico antes de tomar este medicamento. Si nota lo siguiente, debe comunicarse con su reumatólogo: sangre en la orina, fiebre y escalofríos, moretones o sangrado que aparece con facilidad, dificultad para respirar o hinchazón en los pies y tobillos.

Actualizado en diciembre de 2020 por Mohammad Ursani, MD, y revisado por el Comité de Comunicaciones y Mercadotecnia del Colegio Estadounidense de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2021 American College of Rheumatology.  All rights reserved.  Website & Privacy Policies | Sitemap | Help | Contact Us