¿Qué es un Reumatólogo?

Doctor smiling

Un reumatólogo es un especialista en medicina interna o pediatría que recibió capacitación adicional en el diagnóstico (detección) y el tratamiento de enfermedades osteomusculares y afecciones autoinmunitarias sistémicas habitualmente denominadas enfermedades reumáticas. Estas enfermedades pueden afectar las articulaciones, los músculos y los huesos; causan dolor, inflamación y deformidad.

Las enfermedades autoinmunitarias se producen cuando el sistema inmunitario envía inflamación a zonas del cuerpo cuando no es necesaria, lo cual causa daños o síntomas. Estas enfermedades pueden afectar los ojos, la piel, el sistema nervioso y los órganos internos. Los reumatólogos tratan las enfermedades en las articulaciones de un modo similar al de los traumatólogos, pero no realizan cirugías. Entre las enfermedades comunes que tratan los reumatólogos, se encuentran la artrosis, la gota la artritis reumatoide, el dolor de espalda crónico, la tendinitis y el lupus.

Muchos reumatólogos también llevan a cabo investigaciones para encontrar la causa y el mejor tratamiento de una enfermedad reumática.

¿Cómo se capacita un reumatólogo?

Un reumatólogo debe completar cuatro años de educación médica seguidos de tres años de formación de residencia, ya sea en medicina interna o pediatría. Algunos reumatólogos están capacitados en ambas especializaciones. Después de la residencia, deben inscribirse en una especialización en reumatología durante dos o tres años para aprender más acerca de las afecciones autoinmunitarias y osteomusculares crónicas y su tratamiento.

Luego, los reumatólogos toman un examen del colegio médico para recibir la certificación en reumatología. Esta certificación o examen debe renovarse cada diez años. Los médicos también deben participar en determinada formación médica continua en formal anual.

¿Dónde trabajan los reumatólogos?

Los reumatólogos trabajan principalmente en clínicas para pacientes ambulatorios. Los proveedores de atención médica u otros médicos pueden derivarlo a un reumatólogo para que le realice un examen. Algunos reumatólogos no exigen una derivación de otro médicos para realizar consultas. Por lo general, los reumatólogos se afilian a un hospital, donde deben evaluar a los pacientes que están internados a causa de una enfermedad reumática.

¿Cuándo debo consultar a un reumatólogo?

Todos sentimos dolor en los músculos y las articulaciones de vez en cuando. Cuando el dolor en los músculos y las articulaciones no se resuelve como uno espera, es posible que se necesite una evaluación adicional. Normalmente, el médico de cabecera es el primero al que se acude para una evaluación. Si existe una enfermedad reumática subyacente, lo derivará a un reumatólogo para una evaluación.

La derivación debe hacerse antes si tiene familiares con una enfermedad reumática o autoinmunitaria (ya que estas enfermedades se repiten en las familias) o si los síntomas empeoran considerablemente en poco tiempo. Algunos signos y síntomas pueden mejorar o resolverse temporalmente cuando se los empieza a tratar, pero pueden volver cuando se interrumpe la medicación. Si los síntomas son recurrentes, es posible que se necesite una evaluación de un reumatólogo. Si bien no se debe demorar el tratamiento mientras se espera la consulta con el reumatólogo, determinados medicamentos pueden mejorar los síntomas y dificultar así el diagnóstico.

Puede producirse daño en las articulaciones si los síntomas de dolor articular se ignoran o no se tratan adecuadamente durante un tiempo. Estos daños no siempre se pueden revertir con tratamiento, y es posible que sean permanentes. No dilate la evaluación correspondiente.

¿Qué debo esperar de mi consulta con el reumatólogo?

Las enfermedades reumáticas son de una naturaleza compleja y difícil de diagnosticar, de modo que los reumatólogos reunirán una historia clínica completa y realizarán un examen físico para buscar signos y síntomas de inflamación en todo el cuerpo y el aparato locomotor. Los antecedentes familiares también pueden ser muy importantes para diagnosticar una enfermedad reumática y también serán evaluados.

El reumatólogo revisará los resultados de todos los exámenes anteriores que se hayan realizado en el paciente, y podrán pedir análisis de laboratorio adicionales, para evaluar la inflamación o la producción adicional de anticuerpos en el flujo sanguíneo, y pruebas radiográficas (radiografías, ultrasonido, tomografías computarizadas o resonancias magnéticas), para evaluar anomalías osteomusculares.

Todos estos resultados se combinarán para determinar el origen de los síntomas del paciente y establecer un plan de tratamiento personalizado. Las recomendaciones terapéuticas pueden ser medicamentos, derivaciones a fisioterapia, a otros especialistas, o inyecciones en los tendones o las articulaciones. Algunas enfermedades reumáticas pueden ser difíciles de diagnosticar, y quizás se necesiten varias consultas al reumatólogo para comprender totalmente el proceso subyacente.

Durante las consultas de seguimiento, los reumatólogos pueden tratar las afecciones recidivantes o hablar con los pacientes sobre medicamentos, mecanismos para hacerle frente a la enfermedad, técnicas para evitar una discapacidad o recuperar una función, y maneras de mejorar la calidad de vida.

¿Qué debo llevar a mi primera consulta con el reumatólogo?

Traiga lo siguiente a su primera consulta:

  • Todos los análisis de laboratorio, radiografías, exámenes de resonancia magnética y ecografías que haya realizado anteriormente (El médico que realiza la derivación suele enviar las historias clínicas, pero en ocasiones, a pesar de sus mejores intenciones, estas no se encuentran. A veces, se deben repetir análisis para confirmar el resultado).
  • Una lista de medicamentos actualizada con las dosis específicas que toma (Incluya una lista de medicamentos que ya haya probado para reducir la duplicación de tratamientos anteriores).
  • Una lista de alergias a los medicamentos
  • Sus antecedentes familiares, con las enfermedades reumatológicas o autoinmunitarias conocidas que hayan sufrido sus familiares

¿La atención de un especialista es más cara?

En general, el copago del seguro es mayor por consultar a un especialista que a un médico de cabecera. Quizá le sorprenda saber que la atención especializada puede ahorrarle tiempo y dinero a largo plazo, así como reducir la gravedad de la enfermedad. Un reumatólogo tiene capacitación especial para detectar indicios en los antecedentes y los exámenes físicos, que pueden contribuir a un diagnóstico temprano, y tiene conocimientos sobre la realización de pruebas que pueden ahorrarle procedimientos innecesarios y dinero.

Actualizado en abril de 2015 por Jennifer Murphy, MD, y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología. La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.

© 2015 American College of Rheumatology