La Importancia de Seguir su Plan de Tratamiento

doctor smiling

Datos Importantes

  • El objetivo de su plan de tratamiento es evitar que su enfermedad empeore y recuperar su buen funcionamiento físico.
  • Al seguir su plan de tratamiento, realizar los ajustes necesarios con su reumatólogo y hacer preguntas sobre su atención en curso, incrementa sus probabilidades de tener éxito.

Una vez que su reumatólogo confirma su diagnóstico, el paso siguiente será establecer un plan de tratamiento contra la enfermedad reumática para su afección. Trabajará en conjunto con su reumatólogo para crear este plan, de modo que participará en todas las decisiones que se tomen respecto a su propio tratamiento. El Colegio Estadounidense de Reumatología ha elaborado lineamientos para el tratamiento y el manejo de diversas enfermedades reumáticas, así que su reumatólogo se valdrá de ellos para establecer su plan, pero su participación implica que tendrá mayores probabilidades de tener éxito.

¿Qué es un plan de tratamiento?

El plan de tratamiento para una enfermedad reumática es un resumen de las maneras en las que junto con su médico tratarán su artritis o enfermedad reumática. Puede ser un documento escrito o electrónico, o tan solo un plan que seguirá junto con su reumatólogo. Los planes de tratamiento suelen consistir en:

  • Medicamentos para tratar los síntomas de su enfermedad reumática, como dolor o inflamación, además de dosificaciones y frecuencia para tomar estos medicamentos.
  • Estrategias de autotratamiento para mantener su cuerpo saludable y fuerte, como realizar ejercicio físico periódico, dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, llevar una dieta saludable y controlar el estrés.
  • Metas cuantificables que deberá alcanzar para determinar que su enfermedad está bien controlada, como mediciones de las proteínas inflamatorias en sangre, indicios de daño articular en las radiografías o el rango de movimiento de sus articulaciones.
  • Metas cuantificables que deberá alcanzar para determinar que está sobrellevando bien su enfermedad en términos físicos y emocionales, como el poder disfrutar de actividades familiares o seguir realizando su trabajo.

Junto con su reumatólogo acordarán todos los puntos de su plan de tratamiento, y es importante que siga dicho plan para sentirse mejor y mantener su enfermedad reumática bajo control. También es importante informar a su reumatólogo cada vez que sienta que el plan de tratamiento no está funcionando. Esto debe hacerse durante su consulta médica periódica. Recuerde que forma parte de este plan, así que asegúrese de traer notas que lo ayuden a recordar qué ajustes deben hacerse.

Considere su estilo de vida cuando establezca su plan de tratamiento con el reumatólogo. No esconda nada. Si fuma o bebe alcohol, dígaselo a su reumatólogo. Si está planeando un embarazo, es necesario que su reumatólogo lo sepa. Si viaja por trabajo o cuida de sus hijos en su hogar, converse sobre estos temas con su reumatólogo. Su plan de tratamiento puede consistir en estrategias para abordar su enfermedad reumática que tomen en cuenta todos estos factores. A fin de cuentas, su reumatólogo y usted son socios en lo que respecta a su atención.

¿Cómo seguir su plan de tratamiento?

En primer lugar, debe asegurarse de que comprende cada punto de su plan de tratamiento. Si no comprende cómo tomar los medicamentos según se le indicó o si no sabe cómo comenzar con un programa de ejercicios, pida explicaciones más detalladas a su reumatólogo o a otros miembros de su equipo de atención médica de reumatología, como enfermeras, enfermeras practicantes o auxiliares médicos. Pídales que le muestren cómo usar un medicamento autoinyectable en su hogar. Pídales información sobre clases de ejercicios específicos para la artritis en su área o videos en línea.

Entre las citas con su reumatólogo, asegúrese de hacer lo siguiente:

  • Tome sus medicamentos según se le indicó, en los horarios y las dosis correspondientes. Pregunte a su reumatólogo o enfermera qué debe hacer si se olvida de tomar sus medicamentos o si experimenta efectos secundarios.
  • Si tiene síntomas de infección, como fiebre repentina, llame a su reumatólogo o solicite atención de emergencia.
  • Si experimenta posibles efectos secundarios debido a sus medicamentos, llame al consultorio de su reumatólogo o solicite atención de emergencia. Pregunte a su reumatólogo cuáles pueden ser los signos de una reacción a los medicamentos.
  • Si otros médicos le recetan algún medicamento por otras afecciones de salud, informe sobre esta situación a su reumatólogo.
  • Si pierde acceso a sus medicamentos debido a una brecha inesperada o la pérdida de su cobertura médica, llame de inmediato a su reumatólogo para solicitar su asistencia.
  • Siga una dieta saludable y controle su peso. Pida orientación o recursos a su reumatólogo o enfermera, como por ejemplo dietas o grupos de apoyo locales para la pérdida de peso. El exceso de peso puede sobreexigir las articulaciones debilitadas y ocasionar otros problemas de salud, como la diabetes tipo 2 o una enfermedad cardíaca.
  • Realice actividad física periódica, que no dañe sus articulaciones. Si padece una enfermedad reumática, es importante mantener sus articulaciones fuertes, saludables y flexibles. Los estiramientos diarios para la amplitud de movimiento y los ejercicios con peso, como caminar, pueden ayudarlo a sentirse mejor y recuperar sus funciones. Pida a su reumatólogo o enfermera más información o recursos, como clases de ejercicios locales o videos en línea.
  • Controle su estrés tanto como sea posible. Encuentre maneras de aliviar el estrés, como caminar por el parque o practicar yoga.
  • Haga un seguimiento de cómo se siente cada día. Tome notas o lleve un registro de cualquier dolor o rigidez que sufra, si se siente cansado o no puede asir herramientas, o si se está sintiendo con más energía. Esta información ayudará a su reumatólogo a decidir si su plan de tratamiento está funcionando.

Pregunte, infórmese y comparta

Aproveche las consultas al reumatólogo para expresar todas las preguntas e inquietudes que tenga acerca de su plan de tratamiento. Debe aprender todo lo que pueda acerca de su enfermedad, qué efectos secundarios o interacciones farmacológicas pueden ser graves y qué puede hacer por su cuenta para sentirse mejor.

Si no comprende cómo tomar su medicación o alguna parte del plan de tratamiento, pida orientación. Si tiene algún problema, como dificultades para recordar tomar su medicación o si le cuesta seguir su plan de tratamiento, coménteselo a su reumatólogo. De este modo podrá hacer todos los ajustes que sean necesarios a su plan de tratamiento.

Esté informado sobre todos los posibles efectos secundarios relacionados con su medicación. Pregunte a su reumatólogo cuándo es importante llamar al consultorio o solicitar atención de emergencia, y cuándo debe simplemente disminuir las actividades y descansar más. No espere a la próxima consulta para decirle a su reumatólogo que ha dejado de tomar su medicación debido a efectos secundarios desagradables. Llame al consultorio de su reumatólogo e infórmele que está teniendo dificultades con su medicación. Puede haber otros medicamentos que lo ayuden.

Si está planeando un embarazo o concebir un hijo con su pareja, hable primero con su reumatólogo. Algunos medicamentos para las enfermedades reumáticas pueden provocar defectos congénitos en los fetos. Hable acerca de su plan de concebir y su reumatólogo podrá modificar su plan de tratamiento y medicamentos. En el caso de un embarazo imprevisto, contáctese con su reumatólogo de inmediato.

Actualizado en enero de 2014 y revisado por la Comisión de Marketing y Comunicaciones del Colegio Estadounidense de Reumatología.

La presente información se proporciona con el único fin de brindar educación general. Para el asesoramiento médico profesional, el diagnóstico y el tratamiento de afecciones médicas o de salud, consulte a un proveedor de atención médica calificado.